15.3.07

Momento cultural

Me pone muy nerviosa, cuando la gente confunde dos palabras que de sinónimo tienen menos que teléfono y vino. Abrir y prender o encender. Cerrar o apagar. El celular se prende, lo único que se abre es la tapita. La canilla se abre, lo único que se prende es mi espalda cuando me meto y aún hierve. La luz se prende, lo único que se abre es la cuenta de Edenor que empieza a correr. Entonces, sobre todo aquellas personas mayores, presten atención, abran la cabeza y reconecten sus neuronas. Porque dentro de poco, abrirán un cigarrillo, prenderán una puerta o apagarán una cuenta bancaria.

2 comentarios:

Victor Sueyro dijo...

Mi chiquita,la luz se enciende , no se prende.

Cacho Buenaventura dijo...

mi cuenta bancaria hay que apagarla, porque está en llamas