5.3.07

Pelea resuelta

Vieron que a veces desaparecen cosas que uno está seguro en dónde las dejó? Es decir, nadie se las llavó de la casa, pero no aparecen por ningún lado. Eso no significa que tengamos la cabeza quemada, sino, por el contrario, que tenemos duendes en nuestros hogares. Ellos aparecen y desaparecen cuando quieren y se la pasan haciendo travesuras. Suelen estar más en casas donde hay dulces, o suceden cosas dulces, y en mi casa tengo casi una aldea.
Se ve que andaban hace un tiempo medio mala onda, pero desde la semana pasada, algo mágico sucedió, y me he reencontrado con mi anillo, mi reloj celeste, un collar, y lo más importante, un violeta de 100 mangos en el bolsillo de una campera.

1 comentario:

Joe dijo...

La autora omitio informarnos que la campera del violeta no era de ella, sino de un transeunte distraido que paso a su lado.