10.3.07

Testigo in situ

Anoche pensé que me iba a dormir a una hora, pero el presente constante e innovador, hizo que lo haga 6 hs más tarde. Con lo cual, y casi sin querer, fui fiel testigo del amanecer. Y quiero confesarles que algo de angustia me provocó al ver que a las 6 de la mañana sigue siendo noche profunda, motivo que aclara que el otoño está llegando. Otra cosa que está llegando, es mi vejez prematura, porque dormir tres horas es tremendo. En estos momentos tengo que partir y me siento más mareada que Rocky Balboa en su futura próxima película.

3 comentarios:

lenguadefuego dijo...

Hola Lorena, está bueno de "no se sabe nada, lo único que sabemos..."también me hace gracia que seas futbolera y tenés razón que si perdiste, sonaste, aunque juegues mejor. Son inteligentes tus comentarios. Bss. de un colega. Lengua de fuego

Lorena Frost dijo...

Gracias lenguadefuego, nos conocemos? Digo, porque una vez que me ves personalmente, te das cuenta que la inteligencia es puro cuento...

Catedratico en ver amaneceres dijo...

zzzzzzzzzzz