15.4.07

Llamarada Pilu y altos riesgos

Cualquier personaje de los tres chiflados, es más apto que Pilu para estar en una cocina. Pilu de por sí es una persona torpe, y si a esto le sumamos tres cuartas partes de botella de tinto, los riesgos se incrementan. A falta de ganas de Llamarada P para la realización de un tuco, Pilu prometió un plato a todo lujo. Pollito con papas cortadas bien chiquititas (peló la mitad que compramos y se cansó), con una salsa de queso rockefort, mostaza y pimienta. Todo marchaba lento pero encaminado. Se denotaba concentración con la situación culinaria y silencios prolongados. De repente, con el hambre casi ya incontrolable y la torpeza explícita de Pilu, Pablete tomó una papita ya dorada de la bandeja, mientras el cheff quiso reaomodar la pizzera que contenía las presas de pollos (si, pizzera), y acá vino la catástrofe. Una llamarada, superior a la que una vez envolvió a Pablete, volvió a rozarle nuevamente. Una llama ya no de asado, que por lo menos es al aire libre, peorrr, una llama que salió del horno cual boca de dinosaurio en la película más rara de ficción, y Pablete, con su experiencia y sus reflejos a pleno, logró esquivar. Es que la receta incluía vodka en el pollo (un creativo a pleno), más la manteca que tenía, explotó todo. Además todo acompañado por humo permanente en toda la casa.. El piso quedó tan aceitoso, que podíamos jugar a patinaje artístico, y para terminar de darle un toquesito (al piso por supuesto), el mismo que provocó el incendio, se le desprendió de sus torpes manos un plato lleno de comida que además de volarlo por el piso en mil pedasos cual casamiento griego, chorreó salsa para todos lados. Y lo más lamentable que lejos de limpiar o disculparse dijo: "La puta madre se me ensuciaron las papitas". Y no es todo, aunque al lado de todo esto, lo finalmente sucedido es un detalle menor, porque también se le derramó desde mesa a piso una copa llena de coca (porque ya no había más vino). Ah! La comida, riquísima!

3 comentarios:

Blogovido dijo...

En el pecado está el castigo. Entregarle la cocina a ese sujeto es un desastre en ciernes.

Friends dijo...

Lo malo es que ademas de tener en el grupo de amigos a Guso, no tengamos un amigo bombero.. uno paramedico.. y una empleada de la limpieza...

Pablete dijo...

a Guso cocinando le dicen René Lavand, porque parece que cocinara con una mano en el bolsillo