21.4.07

Otra de mi amigo Pilu, y van...

Anoche Pilu vino de visita a mi casa. No hubo incendios, inundaciones ni partió ningún mueble. Pero en un momento, pensé que jamás iba a poder volver a entrar a mi cuarto, cuando dio un tremendo manijaso para cerrar la puerta (para que el aire del living, porque ayer había 34 grados) se concentrara mejor. La escena terminó con la manija en su mano, su cara de "ohh, no me mates", una reparación casera y delicada y un: "Ojo si cerrás la puerta".
A ver si somos un poquito más originales y no rompemos nada más!!!

2 comentarios:

Germán dijo...

Peras al Olmo

Blogovido dijo...

A ese sujeto sólo se lo puede dejar ingresar si lleva consigo un contrato de seguro que cubra todos los desastres que puede causar.