6.4.07

Pegada

Hoy era el día ideal para darle la segunda mano a las sillas y mesita de mi nuevo jardín (balcón). Y me decidí a hacerlo. Para ello, coloqué diarios debajo de los tres elementos para cubrir el piso. Y empecé a pincelar y darle y darle, y todo chorreaba como una catarata de brillo, hasta que me ofusqué porque se me quedó pegado pelo a una de las patas de la primera silla. Después me di cuenta, que el diario no tapó mucho el piso, pero lo peor, fue que una vez concluido mi trabajo, y fui a limpiar el pincel para que no queden los pelos de él también pegados, y empecé a sentir cierto producto resbaladiso en mis manos, y se fue incrementando mi desesperación, porque me ponía detergente, y todo parecía solucionarse, pero en cuanto me secaba las manos con el repasador, me daba cuenta que me había barnizado las palmas de las manos, que todo se me quedaba pegado! Qué nervios! Me puse crema de manos y también parecía la solución definitiva, y no. El barniz vuelve a resaltar como producto principal y nuevo en mi cuerpo. No se si barnizarme ahora el resto de la mano!! Lo divertido es que estoy barbizando el teclado también!!! He sumado otro quehacer doméstico que tampoco haré más. Ya habiendo suspendido el cocinar, planchar, limpiar agrego pintar!

5 comentarios:

Guso dijo...

Las manos con pintura, otro punto de contacto con Charly García.

Pablete dijo...

aguarras, baby, aguarras

Blogovido dijo...

El dulce placer de hallar alguien más inútil que uno, el famoso consuelo de tontos.

Little Queen dijo...

ahhhhhhhhhh ajaja me rei mucho!!! pero barnizate todo el cuerpoooooo asi re erotica vas a quedar,brillosa como pocas!!!!!!

Raulito dijo...

Anda a lavar los platos !, anda...