21.5.07

Un final repetido


Otra vez me tengo que desprender de mi jean preferido. Que obviamente son los que primero se destruyen, los que usás más que cualquier otro. Los primeros síntomas del desgaste se ven cuando post lavado, te sigue quedando cómodo y no es que adelgasasate un kilo el día anterior. Después, ya con el jean más finito, se hace un agujero. Ni peligroso, ni llamativo, pero sabés que está ahí y que pronto lo tendrás que retirar del placard. Pero después, se va haciendo más peligroso y más llamativo que linda con lo indescente. Aquí mi historia del día, angustiada porque debo desprenderme de mi jean azul Paula Cahen D´anvers, el preferido.

4 comentarios:

Guso dijo...

Es acaso la carpa del Tihany?

Lorena Frost dijo...

que grosero! Como el roña castro!

La autora

Little Queen dijo...

eso es re triste,ni me digas,anduve con un jean super roto y con verguenza!!pero lo amaba tanto que no me importaba,pero el super agujero no aguanto.
es mas,le pedi a mi hna que me tirara el pelo cada vez que me lo pusiera,(y si,hijos del rigor ajaj)
y bueno ya ni me lo pongo pero lo miro con cariño.
Pero lo peor es haberte comprado un maria vasquez chupin y que no te entre por haber engordado un kilo y medio.

Guso dijo...

Lorena:

Frente a tanta devoción por una prenda de vestir, me podés explicar porque se ensañan con alguna remera o camisa nuestra para que la dejemos de usar y/o tiremos?