7.6.07

Florecer en otoño.


Mi amigo David de Barcelona, me regaló hace más de un año, un hermoso bonsai adquirido en el Jardín Japonés. Este arbolito ha soportado desde fuertes rayos de sol, hasta el famoso granizo. Hoy está más energizado que nunca, con un radiante verde y nuevas florcitas a su alrededor. Dicen que para ver desarrollarse un bonsai, se debe tener mucha paciencia, y yo la he empezado a ejercitar.

3 comentarios:

Guso dijo...

qué buen fotógrafo!

Lorena Frost dijo...

yo diría, que buena máquina digital! Y que linda modelo!

Blogovido dijo...

El fotógrafo se la come.