10.6.07

Lorena: Al confesionario

Jueguito que me paso Little Queen
Reglas:
1. Cada jugador cuenta 8 confesiones de sí mismo
2. Además de las 8 cosas tiene que escribir en su blog las reglas.
3. Por último tiene que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres/blog.
4. Por supuesto, no hay que olvidar dejarles un comentario - que han sido se leccionadas para este juego -
----------------------------------------
Antes de comenzar con mis confesiones aclaro que no tengo 8 personas a quien pasárselo, prácticamente te diría que no tengo a nadie, y las de Pilu serían humillanets para él mismo.

1) Ira. El viernes a la noche, le grité mucho mucho pero mucho a un banderillero (esos que te piden guita por estacionar en la calle pública). Sentí ganas de pegarle un tortaso también. También me pasa con otros de esa calaña.
2) Sobervia. Suelo pensar muchas veces que tengo razón. Muchas personas me parecen obvias, tontitas o que no vale la pena relacionarme. Me gusta la gente inteligente como yo.
3) Envidia. Envidio las chicas que comen y siguen siendo flacas. Y encima se quejan porque no tienen hambre! Envidio también al sueño de Sushi Club, que hizo todo más rápido que yo.
4) Lujuria. Siempre quiero ganar, si compito en algo quiero ser la mejor. A veces hago comentarios despectivos.
5) Avaricia. No hace mucho, le dije a Jorge que me pague la tarjeta de crédito que no tenía más guita, cuando en realidad estaba óptima.
6) Gula. Amo Mc Donalds, es una de las cosas que me hace feliz en la vida. Me encanta, como su slogan, me palpita el corazón cuando estoy abriendo la magnífica. Lo he dicho...
7) Pereza. No logro de salir de mi casa ningún día antes de las 12 pm.
8) Si bien los pecados capitales han concluído, confieso que soy de alto manmtenimiento.

6 comentarios:

Dr Mirol dijo...

Perezosos,abstenerse.

Blogovido dijo...

Anda a la iglesia y te absuelven por unos módicos avemarías. Escapa al espacio del blog pero tengo una visión más nietzscheana y menos cristiana sobre esto. ¿Cuál es la confesión sobre el banderillero? Su descripción como calaña parece desmentir cualquier arrepentimiento al respecto. ¿Qué hay de malo en no bancarse a los salames (sin faltarles el respeto, claro)? La de Jorge ciertamente se arregla con pago de intereses o alguna compensación. Quizás aquella confesión que te conduzca al infierno es la de MacDonalds, existiendo Burger King.

En definitiva, como dicen acá, mejor pedir perdón que pedir permiso. Y mejor ni pedir perdón.

Lorena Frost dijo...

Yo también adhiero a esa frase, brillante, lástima que me la enseñó el dueño de Andre Kevin (mueblerias) y era un estafador.

eblog dijo...

lujuria es querer ganar siempre?
mmm... creo q no...

Blogovido dijo...

Como dijo Ringo Bonavena: "Puse un negocio con un tipo, yo ponía la guita y él, la experiencia. Al final, él se quedó con la guita y yo, con la experiencia".

mailo dijo...

Primero perdón porque me lo pedis muchas veces y siempre digo que si, pero prometo comenzar y no parar a criticarte, elogiarte y opinar por demas.
Lo único que te puedo decir es Envidia ... todos empezamos por lo bajo superando las bajezas de nuestra competencia y convirtiendonos en emporio. Para muestra basta un botón dice el dicho.
Gula, somos dos ! Aunque Burguer tiene lo suyo, lastima que desapareció el Long de queso :(