29.10.07

Sin disimulo.

No existe el hombre que no le mire la cola a las chicas (bien elegante lo escribí). Gordos, flacos, chatos, monumentos al culo, ocultos, visibles. Los hombres miran eso. Desde el auto o caminando, viajando en tren o esperando en una esquina. El hombre mira y nosotras nos damos cuenta. Hay dos técnicas claramente visibles y diferenciadas: La primera es la llamada "soy pajero y me chupa un huevo", es el que te clava la mirada de manera fulminante con los rayitos que le ponía CQC a sus entrevistas punzantes. La segunda es la llamada "soy pajero pero vos no te das cuenta que te estoy mirando", es el que retrasa su paso o bien si está parado en la calle sabe que vas a pasar por adelante y se hace el que ya estaba mirando hacia allá. Pero no, segundos antes de que pases por ahí el ya estaba calculando que le iba a pasar un culín por delante. Y nosotras tenemos dos opciones, o que ellos piensen que nosotras pensamos que no nos dimos cuenta o lanzar esa frase humillante con acompañamiento de mordida de labio inferior y cara de "qué mirás idiotaaaa". Igualmente, desde la existencia del ser humano existe esto y forma parte de la cultura de relojeo sexual.

6 comentarios:

Dudú dijo...

pajero me parece un poco duro

y si miro, no todos los culos, los lindos

ud no mira?

Lorena Frost dijo...

A las chicas? Si claro!!! A los hombres trato de no repstarle mucha atención al cuerpo.... jajaj!

Rayu dijo...

lo que me está pasando ultimamente, es que le miro la cola a los flacos y si me gusta, hago un gesto de aprobación al estilo "mirá vos que colita!"...

Dudú dijo...

ya me pongo a darle duro al escalador

Guso dijo...

Yo miro sin disimulo. Hasta nos trajo problemas una vez en un cumpleaños, recuerdas?

Jack dijo...

Yo miro escotes....soy marciano???