11.11.07

Sin palabras. A los hechos.

Creo que a esta altura del año, mi nivel de daños permanentes se incrementa y pierdo el registro parcial de algunos hechos. Principalmente, estoy en una época de extraviar cosas. Y hoy no fue la excepción. Acompañé a Carla a comprarse ropa al Paseo Alcorta. Nada le gustaba. Se veía mal. Le insisté para que se compre un vestido en Ossira que me encantó de verdad, y se lo compró. Le dije que le llevaba la "bolsita" porque yo no tenía nada y ella un bolso. Paseamos por todo el primer nivel, por el segundo varias veces y terminamos almorzando a las 4 de la tarde en el patio de comidas. Solo nos habíamos detenido en Caro Cuore por unas medias para mí. Cuando nos sentamos a comer, Carla me dice: "Lore, tenés la bolsita. nooo?". Sí digo. Y acto seguido veo que no la tenía en mis manos. Jamás, jamás, jamás había percatado el momento del extravío, del hurto o del misterio del señor. De lo único que estaba segura, era que hacía mucho que no sentía estar llevando "la bolsita". Volvimos a Caro Cuore (principal posibilidad de recupero) y nada. Yo estaba furiosa porque estaba casi convencida que la había dejado apoyada ahí. Obviamente, no dudé en ir a Ossira nuevamente y comprarle el vestido. Estaba indignada con mi torpeza mental. No podía hacer memoria de ese momento y me estaba volviendo loca. Pero de lo único que estaba segura, era que en el momento de pedir la comida en Tentísimo ya no la tenía. Carla me frenó en el momento de pagar el vestido y me dijo: "Aunque estés segura que la bolsita no está en donde pediste la comida, vayamos igual, sobre todo porque estás segura". Subimos al tercer nivel otra vez y me acerqué, casi con tono de estar contando un chiste diciendo "Señor, señor, por casualidad no me dejé una bolsita plateada acá?". "Si claro, por supuesto", me dijo mientras me la entregaba. Sin palabras. Me gané 180 pesos pero me perdí el respeto.

12 comentarios:

Jack dijo...

Llegando a mitad de mes...y sabiendo que no tengo que gastar 180 mangos...le respeto es lo de menos...

Guso dijo...

Y por qué Carla tenía un bolso?

Lorena Frost dijo...

Porque la mina anda con un bolso siempre. No se sabe que lleva, pero pesa.

Rayu dijo...

el misterio del bolso...

lore, lo hablaste con tu psico? hace MIL que te vienen pasando estas cosas: ya sea de las que no podés controlar, como las que sí: no descuido de cartera, no olvido de celulares y bolsas con ropa en mostradores ajenos...

es preocupante... no pegás una... esta última tuviste suerte, quizás todo empiece a cambiar...

Lorena Frost dijo...

el martes lo voy a charlar. Creo que necesito vacaciones!

Rayu dijo...

no viene nada mal unas buenas vacas!

Dudú dijo...

esto te pasa por enojarte con dudú

Blogovido dijo...

Moraleja: hay que cuidar la bolsa. La bolsa o la vida.

observadora dijo...

milagro que no acusaste de una al primer negro que tenias cerca

Lorena Frost dijo...

Observadora: Casi ya te tengo identificada, pero no te hagas tanta malasangre, dejá de leer mi blog y ocupate de tus asuntos, gracias!!!

rck dijo...

Yo he entrado a negocios, comprado algo, e ido sin llevarme la bolsa. Así que te supero en boludo por mucho. Lo tuyo no es tan grave.

NegroChorroFreud dijo...

Noto un importante problema de desinteres a las cosas que llevas. Quedan por lo general arriba de los mostradores con los cuales interactuas... interesante especimen para laboratorio GH6