11.12.07

Duelo.

Se me ha roto hace unos minutos, mi Duende de Bariloche y era el más nuevito que tenía. Recuerdo que cuando lo compré en el Mirador de Circuito Chico, la artesana me dijo: "El duende que acabás de elegir tiene la piedra de la fortuna". No tengo pensado ir a Bariloche pronto, salvo que tenga que viajar a cagar a trompadas a esta mina!!! Más allá de ese significado, no es horrible cuando se te rompe algo? Viste que mirás al objeto como tratando de reconstruirlo con la mirada y sin embargo ya es tarde. Y lo que más me indigna es que es consecuencia de una gran torpeza, porque si el adorno es innanimado y no se tiene por qué mover, es porque le puse un trompaso yo! Además, con lo supersticiosa que soy, ni loca lo pego!!! Dicen las lenguas (malas y buenas), que trae mala suerte tener objetos rotos. Por eso yo los tengo sanos, perdidos o afanados... Eso si, la piedrita de la fortuna por las dudas me la guardo...

6 comentarios:

Blogovido dijo...

No te ganarías la vida de budista.

Jack dijo...

hay que poner un crespón negro en su honor....

Lorena Frost dijo...

Creo que me lo deberías comprar vos Jack, porque esto fue exceso de energía por pedir por tu recibimiento!

Jack dijo...

Y asío sera...espero encotnrar el de la fortuna...sino alguno estará en su lugar. No lo va a reemplazar será uno nuevo.-

eduardesky dijo...

hay que lustrar el enano

Rayu dijo...

que malllllll!!! el de la fortuna?

este finde se me rompio un espejo... asi que mas mala suerte aun... puffffffffffff