8.1.08

Yo, señorita!

Mi madre siempre quiso que yo esté en televisión. Mi padre simplemente lo ignoraba. Pero ella le ponía garra, me llevaba a cuanto casting pudiera. Esto ocurrió entre mis 6 y 10 años. Era una rubia simpaticona y me dejé convencer. Mi primera experiencia con los medios, fue a mis 8 años (dos años más tarde con 900 castings acuestas), y fui contratada por el Banco del Oeste, para correr en un campo junto a una familia tipo. Creo que 2 o 3 compañeritos de mi grado me reconocieron. Igualmente el banco quebró y no pude ser la cara de la empresa. Un año más tarde enganché otro comercial para Shampoo Swing, ese de envase verde con círculos de colores. Ahí ya tenía más protagonismo, pasaba con mi larga cabellera frente a cámara sobre patines, lástima que en primer plano se vio mi pelo y no mi cara! Esa marca también desapareció del mercado pero yo no tuve nada que ver. Entonces mi madre pensó:Así esta nena no se va a hacer famosa, la llevaré a la televisión. A mis 10 años estaba preseleccionada para el papel de Etelvina Baldasarre en Señorita Maestra (Jacinta Pichimahuida). En ese casting mi mamá se hizo amiga de la mamá de Gloria Carrá y compartimos una merienda en el viejo ATC. La primera fase la pasé bien, y para el día siguiente había que preparar una poesía para recitar y actuar, cosa de mezclar la expresión corporal y oral. Y ahí se pudrió todo, porque a mi madre no se le ocurrió mejor idea que hacerme estudiar "Setenta balcones y ninguna flor", es de las poesías menos expresivas y más tristes que escuché en mi vida. Casi sin sentido, o por lo menos no para el target al que se apuntaba conquistar. Resultado: Quedé como suplente de Laura Tuny y me ligué unos bolos extras cuando había que rellenar con alumnos. Inmersa en los pasillos de ATC, mi madre consiguió que formara parte a los 12 años, del plantel de "20 chicos", era un programa donde 20 chicos (obvio!!) hacían preguntas a un invitado famoso con la coordinación del querido Berugo Carámbula. Una sola vez le pude preguntar a Juan Carlos Calabró. Este programa duró varios meses hasta que junto con la baja del mismo, decidí retirarme de esta carrera vertiginosa por propia voluntad y decirle a mi madre que yo no iba a complacer sus deseos de niñez. Que lo mío eran los deportes. Ahora ya no soy artista ni deportista, pero tengo hermosos recuerdos!

10 comentarios:

Guso dijo...

vos naciste para ser etelvina!

eduardesky dijo...

mejor che, viste que los que laburaron en ese programa terminaron todos medio para atras, delito, falopa, prostitucion, abogados....

Germán dijo...

esta gente esta en la lista de idolos de un amigo...

Roky Rokoon dijo...

etelvina era mala mala

eduardesky dijo...

el banco del oeste no quebró, fue asaltado por unos cowboys, cuac!

Pablete dijo...

Tiene razón Eduardesky, terminaron todos para el carajo.

Es algo bueno para mí porque, como odiaba la serie, odiaba a sus personajes.

Aunque a la real Etelvina no le fue tan mal, aunque tampoco tan bien.

"Etelvina escapó del trágico designio que parece haber caracterizado a los integrantes de aquel éxito de los 70. El suicidio de Cristina Lemercier hace años, la confusa muerte de Siracusa y la condena a prisión sobre Cirilo Tamayo, son sólo algunos casos que se recuerdan de los que pasaron por Señorita Maestra."

¿Guso no se presentó para hacer de Cirilo?

Hoy podrías ser la cara del Sushi.

Lorena Frost dijo...

Pero hemano Pablete: Esto que yo te estoy contando suscedió en 1982!!!!!!! Pilu en ese año tenía 38!

Blogovido dijo...

No fue Pablete, fui yo por error con mi id.

Es cierto, Guso podría haber hecho del padre de Cirilo Tamayo, pero Rey Charol le ganó el casting.

Rayu dijo...

jajaja... que HDP... jajaa...

no puedo creer... con razón estas reiincidiendo en esto de ser notera...

naciste en los medios!!!

Pablete dijo...

me firmás un autógrafo? y si firmás Gloria Carrá mejor...