6.5.09

Descontrolada.

Ultimamente suelo tener descontroladas las manos, y en relación a ellas, la fuerza que genero para mover determinados objetos, la intensidad con la que los tomo o la velocidad con la que me dirijo hacia ellos, me están jugando una mala pasada bastante seguido, con lo cual creería que el adjetivo de torpe me calza justito. Y como soy una chica curiosa busqué el significado de la palabra en google y no me gustó un carajo: " Se aplica a la persona que tiene poca habilidad o destreza para hacer una cosa". Y no estoy de acuerdo, yo la habilidad la tengo, sólo que hay algo que provoca cierta distracción cerebral que hace que me mande una cagada y termine destrozando, tirando, volcando y rompiendo cosas. Una torpeza por día me mando, sino no es catalogado como día. Desde hace un tiempo, cada vez que abro la heladera sale disparado un imán que termina estrellado contra los azulejos. Hasta el teclado ya tiene cenizas! grrr! Le pifio al cenicero! Quedan dos modelos de vasos de un juego y tres de otro. Con este promedio en tres semanas me estaría quedando sin vajilla. Pero lo de hoy fue lo que a todo torpe nunca le debe faltar en sus anécdotas. Estábamos terminando de almorzar con mi amigo Max Goldenberg, cada uno con su cafecito, y leíamos las frases naroskianas de los sobrecitos de azúcar. Esas que dicen por ejmplo: "El que trabaja martillos, se hace experto en clavos" En un momento, se me activó la torpeza de la tarde, y crucé mi mano con la velocidad, distancia y fuerza desenfocada y descontrolada de siempre, y cuando quise llegar a uno de los sobrecitos, tiré como en una toma de karate la copa que contenía coca cola. Pero no un culito de coca, la copa llena! Y vieron que cuándo un líquido se cae sin intención, parece más. Alcanzó para toda la mesa, rondar su pantalón y hacer charquito para chapa chapa en el piso! Sólo una copa de coca derramada, no pudo ser ocultada con cuatro servilletas! La sensación era que se me había volcado una de 3.25 litros! Aún me sigo riendo del episodio, porque el damnificado siempre dice lo mismo: "Por qué no me lo pediste a mi? Para qué cruzaste todo el brazo por la mesa? Podés quedarte quieta!"

1 comentario:

Little Queen dijo...

yo soy torpe de toda la vida y con todo.
tirar vasos, romper cosas de vidrio, manitos de manteca. hacerles tacles a las paredes. sisis todo todo todo.
un horror.