1.6.09

Reencuentros, para qué?

Traté de zafar todo lo que pude, pero me engancharon igual. Las chicas de la primaria, se encontraron y me encontraron en facebook y por supuesto, llegó la loca linda que tuvo la idea de juntarnos y reencontrarnos. Terminé la primaria hace más de 20 años (buaaaaaaa!!), para qué juntarme con gente que no volví a ver desde los 12 años? Qué es lo que me puede interesar de sus vidas y ellas de la mía? Si somos desconocidas! Vamo a jugar a ver a quién le salió la primera arruga o cana? Hasta los 12 años no te pasó nada y todo lo que fue pasando después lo viviste con la gente que elegiste que esté al lado en cada momento o que tocó en suerte... Si fuese con los del secundario, okey, suena más entendible! las anécdotas de la adolescencia son inolvidables! Por todo eso decidí que no iba a asistir a ninguno de esos encuentros, y quedar como una antipática cortada, me tenía sin cuidado, pero como en una oportunidad, fui sometida vía chat a un cuestionario y conté que tenía un sushi, se molestaron todas en venir a encontrarse ahí. Y tuve que estar. Fue raro. Yo estaba tímida, observadora, casi callada. Ellas llevaban tres encuentros anteriores y yo era nuevamente, la nueva. Como lo fui en tercer grado cuando entré a ese colegio. Y evidentemente, reconozco que era yo la única que no se acordaba de casi nada, ni siquiera en algunos casos de con quién hablaba. Las chicas llevaron una vida mucho más sana que la mía, seguramente. Una de ellas, la "contadora", me dijo: "Yo me hice amiga tuya porque en el primer recreo de tercer grado, me convidaste una galletita Lincoln". Yo me quedé con los ojos abiertos casi al borde de expulsar las pupilas y le dije: "En serio!!??", exclamé. "Sí, por qué? No le convidabas a nadie?" Me dijo ella en un tono muy suavecito, a lo que yo respondí: "En serio qué te acordás de eso?? para qué guardás esa información?" La mayoría de las charlas fueron amenas, tampoco recordé los nombrados y ausentes y una sola de cientos de anécdotas contadas. Cuando a mi maestra de cuarto grado, le llevaba todos los lunes un ramo de jazmines de mis plantas del country. La mierda si era chupamedias! Con razón me fue tan bien! En fin... Sentí que era una cita a ciegas pero lleno de minas! Cuando más o menos se cumplió el tiempo prudente, fui la primera en irme del sushi, gracias Ihara por hacerme la pata! Yo pensé que ya había nacido con las dos puestas, pero anoche me di cuenta que no en tu acto de amistad pura. Es que por miedo a aburrierme, le pedí a mi amiga que se sume al encuentro. Total, dos desconocidas más, dos menos, no cambiaba nada.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

de hecho si inventaban que Ihara era una compañera más, podía pasar lo más bien, y ellas uns desconsideradas que no recordaban a Iharita...
a mi tampoco me interesan esos encuentros...

Barbie dijo...

Junto con otra compañera de la primaria fuimos las que nos ocupamos de armar los dos encuentros que tuvimos con la gente de la primaria. En ambos fue muy grande la emocion mas alla de que una vida paso desde la ultima vez que nos vimos.
Entre todos los participantes me reecontre con la que fue mi mejor amiga en esos tiempos, fue muy fuerte descubrir que nuestras vivencias fueron tan similares y que los recuerdos juntas eran muchos. Asi fue que desde la ultima vez que nos vimos con todos Anita y yo nos reencontramos y hoy renovamos nuestra amistad.

Little Queen dijo...

ayayaya.
a mi si me invitan a la del primario voy
eso si..si hacen reunion del secundario..ni loca...a ver si por esas cosas aparece G.
guacale.

igual muy bien x ir srta frost.

Lorena Frost dijo...

Es que yo no fui.... vinieron!

Dr. J dijo...

Yo a las del secundario iría ciegamente.

Pero a las del primario, entro a dudar. No me van a gustar que me recuerden anéctodas en donde hice el ridículo.

Saludos!