24.7.09

Explota, explota, mexpló!

No recuerdo bien cómo fue, pero se ve que durante mis vacaciones me lastimé el dedo índice de la mano derecha con algo. No sé si antes de subir a alguna montaña rusa me comí un pellejito, si me entró una astilla o lo que fue. La cuestión es que no le di importancia, y cada vez me costaban más las actividades cotidianas. Como abrocharme un botón, apretar el desodorante, tipear en el teclado... Cuando volví ya el dedo mocho resaltaba del resto de sus compañeros y comenzó a hincharse. Decidí entonces comprar agua de alibour y comenzar con los remojos. Pero nada se solucionó y el tema siguió empeorando. Tanto creció el dolor, que hasta lavarme los dientes comencé a hacerlo con la mano izquierda, porque las gotas de agua me duelen. Ya no es el dedo, es desde el dedo hasta el corazón. Late con su propio corazón y no me deja pensar en otra cosa que en ese dolor constante y punzante. La noche fue jodida, así que como no me queda otra, me voy a la Suizo a que me lo abran. Ayyyyy qué miedo!! Quiero anestesia total!! Me voy a desmayar! Pero tengo que ser valiente, si subí a la montaña rusa Hulk, esto debería ser un poroto. Después comento el resultado.

1 comentario:

Little Queen dijo...

ahhhhhhhhhhhhucccccchhhh que dolorrrrrrrrrrrrrrrrr

sana sana colita de rana si no pasa hoy pasara mañana...