9.10.09

Palermo sensible.

En dos meses abandono el barrio. Me voy de Palermo. De Palermo a Belgrano. Belgrano lindo, como a mi me gusta. Pero me tiene sensible, miro a los encargados con cariño, al que me guarda el auto en el garaje le compré puchos el otro día, frecuento el bar de abajo y compro medicamentos en la farmacia de confianza de la esquina. Voy a extrañar ver el sushi por el balcón, o ir a pilates caminando. Ya me entiendo con el chino de la otra cuadra, y conocía a varios vecinos. Lo camino, lo siento, lo guardo. Lo quiero. Desde que me fui a vivir sola, hace 10 años, siempre viví en este barrio. Y desde hace 7, en el mismo edificio. Fue una etapa maravillosa, y éste final, marca el comienzo de la más linda de mi vida. Me voy a vivir con mi amor, con el amor de mi vida, y eso está buenísimo.
De:
A:

2.10.09

Volví.

El martes amanecí sin tele ni internet. Pensé que sería pasajero, y como odio llamar a empresas donde una se siente una idiota y encima mal atendida, esperé bastante para reclamar. Pero el miércoles no aguanté más y llamé indignada. Me dijeron que habían estado haciendo arreglos y que evidentemente eso me había perjudicado mi servicio. Parece Macri que por "mejorar" la estética de las calles, está arruinando media ciudad. En fin, hoy vinieron a hacer la instalación desde cero, porque con la idea de renovar los cables, habían cortado el servicio de varios vecinos. Volví a estar conectada en el más amplio sentido de la palabra. Al no tener tele, ni internet, no radio y tener un novio instalado en casa cuando la pareja se la sigue catalogando de "reciente", no daba lugar a noticias. Estuve presente en la ciudad pero sin enterarme de casi nada. Hoy me enteré por ejemplo de lo mal que está Mercedes Sosa por ejemplo. Fue como haber estado de viaje pero sin la parte linda. Me di cuenta lo poco que sirve el facebook, twitter, msn y todas estas cosas. Pero acá estoy diciendo presente, para mis pocos lectores que no me olvidan...