22.12.11

Año nuevo.

No me importa en absoluto el año nuevo. Desde que nació Miranda, nos vimos, nos tuvimos, nos conocimos, nos queremos, nos cuidamos, no tengo nada qué festejar un sólo día, porque cada día es un nuevo mundo. Sus ojos van captando todo, se prepara con firmeza para todo lo que le toca aprender, gatear, pararse, caminar, hablar, pensar... Su mundo es una maravilla y mi vida felicidad plena. Tengo que agradecer infinitamente a Dios, a los duendes o a quien sea, la bebé que me tocó. Es para mi.

19.12.11

Brackets

Me puse brackets a los 38 años. Soy ridícula y estoy sufriendo. Incómodo, filoso, haciéndose notar en cada movimiento, en cada mordiscón, en cada beso. Primero te ponen cemento en los dientes para que cada plaquetita se sostenga. CEMENTO! Tengo miedo que cuando se termine el tratamiento y me las quieran despegar, se me caigan todos! Mientras la ortodoncista me iba pegando esos cuadraditos, me iba contando todo lo que no iba a poder comer para que no se despeguen; miles de cosas! Y justo a una semana de Navidad! Por qué no esperé al 2 de enero? Segundo, te pasan un alambre de lado a lado de la boca, empezando por la primera muela y terminando por la última. Qué la lengua no se confunda y quiero pasar de lado a lado porque te vuelve tajeada!
Dios la pifió, debería ya haberse inventado la dentadura perfecta, que no se hagan mierda los dientes, y que los odontólogos no existan nunca más!
Miranda, que está en una etapa muy observadora, que me mira fijo, me toca la cara, me la pellisca, me pega, me mima...... descubrió que en mi sonrisa hay algo diferente y quiere investigar. Para mi además me quiere decir: Mamá qué carajo tenés en la boca?