19.12.11

Brackets

Me puse brackets a los 38 años. Soy ridícula y estoy sufriendo. Incómodo, filoso, haciéndose notar en cada movimiento, en cada mordiscón, en cada beso. Primero te ponen cemento en los dientes para que cada plaquetita se sostenga. CEMENTO! Tengo miedo que cuando se termine el tratamiento y me las quieran despegar, se me caigan todos! Mientras la ortodoncista me iba pegando esos cuadraditos, me iba contando todo lo que no iba a poder comer para que no se despeguen; miles de cosas! Y justo a una semana de Navidad! Por qué no esperé al 2 de enero? Segundo, te pasan un alambre de lado a lado de la boca, empezando por la primera muela y terminando por la última. Qué la lengua no se confunda y quiero pasar de lado a lado porque te vuelve tajeada!
Dios la pifió, debería ya haberse inventado la dentadura perfecta, que no se hagan mierda los dientes, y que los odontólogos no existan nunca más!
Miranda, que está en una etapa muy observadora, que me mira fijo, me toca la cara, me la pellisca, me pega, me mima...... descubrió que en mi sonrisa hay algo diferente y quiere investigar. Para mi además me quiere decir: Mamá qué carajo tenés en la boca?

2 comentarios:

hictio dijo...

Espero que tengas suerte.
Cuando estaba en primer grado me caí y me rompí un pedazo de diente, tuve que usar una funda de metal hasta que el diente creciera lo suficiente para poner un pedacito de porcelana, creo que 4to grado.
La cosa es que se me salía todo el tiempo cuando comía Bubblicious, me pasé toda la niñez en lo de la dentista para que volviera a poner la bendita funda.
Por supuesto, cuando llegó la fecha de sacármela y poner el pedacito de porcelana, la muy puta funda no quería salir por nada, fue un parto chino, horas y horas de dentista mientras la trataba de sacar.

Lorena Frost dijo...

Qué horror lo que me contás! Lo leí intensamente, y sufro y me arrepiento día a día! Qué hice!!!!