13.2.12

Mentime que me gusta

Cuando la mujer le dice al hombre: “DECIME LA VERDAD”, después le cuesta muuuucho hacerse cargo de la respuesta.
Me pongo este vestidito negro, porque el negro adelgaza. Me hace flaca?
Sí, contesta él, que sabe lo que le conviene contestar.
Noooo, gordi! Decime la verdad! Me hace flaca?
Y él responde: Cuando tenés 10 kilos de más, nada te hace flaca, ni el negro, ni las rayas verticales, ni las prendas amplias, ni las ajustadas, NADA, parecés un tonel de grasa!
Sos re bruto, no tenés sensibilidad.
Otro ejemplo: Ella siguió al paso de la letra una receta que le llevó 3 horas en la cocina. Lo sirve, el hombre lo prueba y no pone su cara de mayor felicidad.
Está rico? “See”, responde él y de paso hace tiempo para tragar.
Noooo, gordi! Decime la verdad! Te gusta?
Prefiero comer pasto por hoy que esta comida que no sé ni lo que és, no puede detectar un solo sabor!
O la mujer no pide la verdad y se queda con la primera respuesta que el hombre usa para evitar una pelea o la angustia de su mujer, o asume que la respuesta no es un ataque sino su verdad.

No hay comentarios: